La aceptación en Catesfam

Encuentro con el Poder Superior

Palabra mágica en el lenguaje de nuestra Fundación Catesfam, responsable del éxito logrado en la recuperación de un importante número de personas que hoy disfrutan de una vida saludable, después de haber recorrido el espinoso camino que significa pasar por una enfermedad mental. Razón por la que nuestro Padre Creador eligió esta poderosa palabra para encabezar la lista de los 10 pasos fundamentales, que conforman nuestro Modelo de Atención Integral, el cual rompe con todos los paradigmas hasta hoy existentes en el país en materia de salud mental.

Aceptación se define también, como la apertura del camino que conduce a nuestros pacientes hacia su recuperación, cuando éste acepta su enfermedad y decide cumplir con respeto y responsabilidad, los pasos que la Fundación exige para garantizar la calidad de vida que desea alcanzar.

En Catesfam se le educa al paciente a creer en sí mismo, a “aceptar” que es posible cambiar, a ser mejores personas, dejando atrás los miedos, temores, la angustia, estos sentimientos que nos paralizan, nos engañan, nos roban fuerzas para perseverar, para vencer y nos alejan de la luz divina, que es nuestra arma de defensa más poderosa. Entonces, aceptemos a Dios en nuestro corazón como la fuente de riqueza espiritual que nos puede levantar cuando nos invade la tristeza y el dolor; asimismo, está presente en los momentos de alegría y bienestar para que disfrutemos a plenitud de ellos.

Catesfam es la misión, con la que el Señor nos ha distinguido, es una afectuosa obra de amor y paz que se traduce en una hermosa recuperación para quienes “aceptan” con agradecimiento y fe la orientación que allí se imparte; la que lleva consigo un enfoque biopsicosocioespiritual, poderosa palabra que condensa la forma integral de conducir nuestra educación, cuyo beneficio depende del grado de aceptación que el paciente demuestre en el desarrollo del tratamiento asignado.
Solo Dios puede cambiar al ser humano, hacerlo mejor. Solo con su fortaleza podemos superar nuestras dificultades, porque Él es la esperanza, el consuelo, el refugio, el perdón y la misericordia. En consecuencia, si queremos ser beneficiados con todo lo grandioso que Él tiene para cada uno de nosotros, tenemos que “aceptarlo” como realmente es: nuestro Poder Superior.
Estrategias para disfrutar de una mejor vida, con aceptación:

  •  Quiérete y cuídate, “acéptate” como eres, resalta tus cualidades y al mismo tiempo, ten presente tus limitaciones.
  •  “Acepta” tus errores, muéstrate dispuesto a reconocerlos, a aprender de ellos y a pedir perdón cuando éstos hayan afectado a alguien.
  • Mejora tus relaciones personales: expresa abiertamente tu cariño, ten detalles, pide disculpa, abraza, respeta y “acepta” las diferencias personales.
  • Mantén tu conexión con Dios: disfruta de la naturaleza, su creación perfecta que nos inspira, nos levanta, nos enseña y nos acompaña. “Acepta” su divina presencia, mostrándote siempre alegre y de muy buen humor.

Jesús nos dice: “Amaos los unos los otros con amor fraterno”, lo que significa que debemos “aceptarlos” y “amarlos como a nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *